SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

EL MORRO DE ARICA

El Morro de Arica

Hay que ser claros, para chilenos y peruanos el Morro de Arica tiene un significado histórico poderoso que no puede ser escondido ni menos olvidado. En la gesta del 5, 6 y 7 de junio de 1880, el ejército nacional dio un severo golpe a los del Rímac conquistando la ciudad de Arica a poco andar de la Guerra del Pacífico.

Tal vez sólo ese dato dé para rivalidades que lindan en lo grosero al momento de entablar las relaciones entre países hermanos a nivel informal, sin embargo en el lugar de la batalla murieron más de mil uniformados peruanos y casi 500 chilenos, marcando desde ese entonces a Arica bajo el mandato de la bandera de la estrella solitaria.

Sobre el Mar
Desde la altura de este promontorio de 130 metros de altitud, la visibilidad sobre el Pacífico es magnífica. Las olas se encabritan con los vientos y se lanzan poderosas sobre la costa y la ex isla Alacrán, emblemático spot de surf.

En la vertiente norte se visualiza el casco urbano y la carretera que lleva a Tacna. Por el Este se alcanza a notar el verdor del valle de Azapa y el ocre del desierto, mientras que por el lado Sur las playas Chinchorro y Lísera. El Morro, en cambio, es visible desde gran parte de Arica.

Un ícono del cual disfrutan visitantes de todas partes pero especialmente gente venida del Perú. Hay dos formas de ascenderlo, la primera es mediante vehículo particular o taxi subiendo por la calle Sotomayor hasta llegar a una gran explanada para estacionar, la segunda es a pie.

Morro Arriba
Por la calle Colón, cerca de la Iglesia de San Marcos, comienza la subida al promontorio. Aunque el acceso está siendo reparado, y aún no es lo más idóneo para un lugar con tal carga histórica y que es también el principal mirador del lugar.

Sin embargo, pasado el primer tramo las vistas sobre la ciudad comienzan a demostrar que la idea del ascenso no es tan descabellada. El esfuerzo se compensa a los 15 minutos, subiendo a velocidad relajada, por una pequeña senda de pavimento.

El sol pega fuerte. No obstante, la panorámica resulta un buen premio al esfuerzo. Los jotes vuelan majestuosos en las ráfagas con que el viento los encumbra, mientras una enorme bandera chilena flamea. Se respiran los fantasmas de antaño acá, no sólo por los cañones que enmarcan gran parte de la plana cima del morro, también porque en esta zona fueron encontradas, específicamente en la gruta de la Virgen, metros más abajo, cementerios de los Chinchorro, los momificadores más antiguos del planeta.

El Cristo y el Museo
En la cumbre es posible observar a la enorme escultura de Cristo que se ha emplazado en el sector más austral y que mira al océano. Es el símbolo de paz que fue inaugurado en 1999 como un gesto de reconciliación entre naciones hermanas y que tiene en su base los escudos de cada una de ellas. Es el único monumento que busca refrendar la sangre esparcida en el Morro con una visión unificadora y no separatista. Un gran avance.

Para quienes buscan recordar el conflicto bélico, el punto a recorrer es el Museo de Armas ($600 pesos adultos, niños el 50%), construido luego de la declaración en 1971 de este sitio como Monumento Nacional.

El pequeño edificio alberga una importante colección de armas, vestuario y maquetas de los hechos ocurridos durante la Guerra del Pacífico. Es interesante conocer las estrategias y utensilios usados en la época, así como también el esfuerzo de tanto soldado por defender los ?intereses? patrios que finalmente fueron capitalizados por John Thomas North, el inglés que terminó dueño de todo el salitre del norte y que es sindicado como uno de los promotores de la revolución de 1891, la misma que terminó con el suicidó del Presidente Manuel Balmaceda.

Hay historias para conocer acá. Pero también paisajes infinitamente superiores a las mezquindades humanas. El sol cae en las aguas del Pacífico mientras las parejas se acurrucan en los bancos. Es hora de volver al centro de  la ciudad más septentrional de nuestro país en que se mezclan a la perfección chilenos y peruanos sin pelea ninguna.

 

Texto y Fotos: Jorge López Orozco (periodistaviajero@chile.com)

 

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

El Sabor del Divertimento

A pesar de sus inicios en la comida italiana, las tradiciones chilenas ganaron espacio y llegaron para quedarse hace ya más de tres años. Hoy nos entregan la receta de un costillar de cerdo al modo Chillán, donde se pueden apreciar los sabores que distinguen a la gente del sur…
leer más

$destacado->arti_titulo

La Mixtura Gastronómica de Capitán Pastene

Junto al chef Mikel Zulueta, compartimos la unión de sensaciones en un plato que mezcla gustos y costumbres de la cultura italiana, la mapuche y la criolla…
leer más