SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

EL ESCONDITE DEL MILODÓN

El Escondite del Milodón

Imagínate de paseo, en medio de una feroz naturaleza, en compañía de amigos y tu hijo y, de pronto, en medio de un inmenso boquerón de rocas te encuentras con un trozo de piel de un animal muerto. Peludo, rojizo y duro, demasiado real y vivo como para pensar que se trataría de los restos del más afamado animal prehistórico encontrado en tierras chilenas.

Eso fue lo que le ocurrió en 1895 a Hermann Eberhard, colono alemán establecido desde 1893 en la estancia “Puerto Consuelo”, en las cercanías del actual Puerto Natales. Corría febrero de ese año, hace más de un siglo atrás, y en una expedición hacia la gruta ubicada en la ladera occidental del Cerro Benítez, a unos 100 metros hacia su interior, se hallaron los restos del animal, hasta ese entonces desconocido.

La piel tenía 1,50 metros de largo por 80 a 90 centímetros de ancho. Como el trozo de cuero causó sorpresa entre los paseantes hasta tuvieron tiempo para retratarse junto a él. Luego lo llevaron a la estancia y lo dejaron en “exhibición” colgado de un árbol para que lo viese quien pasase por el lugar, lo que causó que el descubrimiento fuese causando una creciente curiosidad y lo que valió a su descubridor que motejaran el sitio del hallazgo como la “Gruta Eberhard”.

¿Qué Animal Era Este?
Al año siguiente arribó a Puerto Consuelo el geólogo Otto Nordenskjöld, quien era parte de una expedición científica sueca en la patagonia. Se interesó en el asunto y fue a visitar la cueva. Encontró restos de fecas, más pedacitos de cuero, una garra y todo eso lo llevó al paleontólogo de su equipo, el doctor Einar Lönnenberg. Ahí se inició una apresurada carrera científica por intentar denominar a la criatura hallada.

Llegaron decenas de científicos de fama mundial al sur de Chile para analizar la cueva y el afamado paleontólogo argentino Florentino Ameghino, nominó al animal como un Neomylodón Listai, un gran herbívoro del género de los gravígrados que incluso, pensaban, podía sobrevivir en algún rincón recóndito de los parajes magallánicos.

La noticia de un ser vivo de esas características, fue un acontecimiento dentro de la comunidad científica, la cual visitó por decenas la cueva descubierta por Eberhard, inclusive el diario inglés The Daily Express organizó una expedición para encontrar ¡vivo! un milodón, cosa que obviamente no dio resultados, pero que avivó la imagenería popular al punto de que muchas personas saquearon la cueva buscando hasta oro.

Descartado la posibilidad de vida del milodón, los científicos llegaron a las siguientes conclusiones: su nombre científico es Mylodón Darwinii listai; la buena conservación de sus restos correspondía a las características ambientales propicias de la gruta; fue habitante del período post pleistocénico, vale decir, de unos 10 a 13 mil años atrás y convivía con otras especies como los caballos enanos, auquénidos, cánidos, grandes roedores y tigres dientes de sable.

Visitando La Cueva
 La Cueva del Milodón se encuentra a 24 kilómetros de Puerto Natales y es visitada frecuentemente por turistas de todas las nacionalidades por ser un sitio de alto interés cultural.

Sus medidas son de 30 impresionantes metros de alto, 270 metros de longitud y 170 de anchura. La bienvenida la da una réplica en fibra de vidrio del mítico animal, una mezcla de oso con cabeza de camello.

La cueva forma parte junto a otras dos cavernas y un extraño conglomerado de rocas denominado la Silla del Diablo, al Monumento Natural Cueva del Milodón administrado por la Conaf. Un museo de sitio ubicado al ingreso del Monumento Natural muestra la historia paleontológica, arqueológica y morfológica del área. Complementan estos servicios un interesante sendero que culmina en un mirador panorámico del lugar.

Por Jorge López Orozco

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

El Caramaño, Una Picada de Años

Nos sorprende con un tradicional osobuco al vino blanco y una excelente promoción para los lectores de Chile.com: quienes mencionen este artículo obtendrán una plato de entrada gratis...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Cocina Chilena de Axel Manríquez

Comandando el Restaurant Bristol, ha sido el encargado de preparar las cenas especiales para reyes y presidentes que visitan nuestro país. Esta vez, comparte con nosotros una de esas invenciones donde los sabores criollos son los protagonistas: Cazuela de Cordero con Luche...
leer más