SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

LAGUNA VERDE

Nuestro escarabajo sube raudo por Carampangue rumbo a “Playancha”, hasta empalmar por fin con Quebrada Verde. La larga avenida nos eleva a los más alto del inmenso cerro, mientras sorteamos con prudencia cada una de las curvas que nos presenta el camino. Atrás ha quedado la ciudad, ya no se ven las grandes poblaciones, casas, ni mucho menos edificios.

Nos alejamos cada vez más del Valparaíso urbano, y comenzamos nuestro largo descenso por la angosta franja surcada en los acantilados de roca viva más impresionantes de toda la Cordillera de la Costa. Mientras conducimos serpenteando por la cornisa de tierra, es prácticamente imposible mantener la vista al frente… el paisaje que se nos presenta a la derecha es sencillamente fenomenal. De pronto, una larga playa de arenas blancas y mar turquesa se divisa a los lejos…

Laguna Verde es un pequeño poblado enclavado en un santuario de la naturaleza, donde se mezclan de manera única las bondades del campo y el litoral. Prácticamente escondido de la civilización, a 15 kilómetros al sur de Valparaíso y a 135 de Santiago, es uno de esos lugares que te dejan una rara sensación, casi mística, un deseo inexplicable de querer volver, para sentarse nuevamente en sus blancas arenas con la única intención de observar la grandiosidad de su naturaleza.

Laguna Verde nace producto de la subdivisión de la antigua hacienda "La Laguna", nombre que le dieron los propios lugareños, quienes al mirarla desde los cerros, sobre todo en primavera, creían ver una "Laguna Verde" debido a su frondosa vegetación. Su playa se encuentra en una cerrada bahía, bordeada de altos cerros, todos cubiertos de paredes rocosas y pinos. A pesar de su aislamiento, cuenta con buenos alojamientos, un camping bajo frondosos olivos y una caleta de pescadores.

Desde Laguna Verde sale un caminito de tierra entre tupidos bosques de pino, el cual se bifurca un par de kilómetros más adelante. A mano izquierda podemos ver el camino que conduce a la misteriosa playa “Las Docas”, que producto de su secreta ubicación en el pasado fue lugar de desembarco de contrabandistas. Hoy, es un lugar casi paradisíaco, apacible y rústico, con rincones de belleza primitiva y una playa libre de contaminación.

Los idílicos parajes de Laguna Verde, con bosques que parecen encantados, su rústica caleta y la sublime grandiosidad de sus riscos y acantilados, invitan a grandes caminatas, al conocimiento interior y a experiencias iniciáticas. Se puede practicar pesca, buceo, caza submarina… o simplemente sentarse en algún rincón de la playa y ver la localidad dormir cuando llega la tarde.

Por Danilo Phillipi S.

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Sopas, el Calor del Invierno

Ante las bajas temperaturas, son parte de un menú ideal, especialmente porque permiten disfrutar de una gran cantidad de sabores sin dejar de cuidarse en invierno. Esa es la propuesta natural de OH! Salad Garden, que hoy nos entrega tres de sus recetas...
leer más

$destacado->arti_titulo

El Sabor del Divertimento

A pesar de sus inicios en la comida italiana, las tradiciones chilenas ganaron espacio y llegaron para quedarse hace ya más de tres años. Hoy nos entregan la receta de un costillar de cerdo al modo Chillán, donde se pueden apreciar los sabores que distinguen a la gente del sur…
leer más